(BPT) - Aunque vamos en camino al final del verano, la temperatura se mantiene alta n todo el país, y nadar para divertirse bajo el sol sigue siendo un ritual de clima cálido que les encanta a las familias. Ya sea en un lago, playa— o particularmente en esta temporada debido a las restricciones por la COVID-19 — su propia piscina, saber cómo proteger al máximo a sus hijos mientras están en el agua, es una responsabilidad importante para cualquier padre o cuidador.

Como el ahogamiento infantil es una de las principales causas de muertes no intencionales en niños de uno a cuatro años; y la segunda en niños de cinco a catorce años, es vital para toda persona que cuide niños conocer lo que pueden hacer para evitar ese tipo de incidentes. Según la campaña Piscina Segura de la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de los Estados Unidos (U.S. Consumer Product Safety Commission (CPSC), cada año se ahogan como promedio 379 niños en piscinas o spas.

Lamentablemente, los índices de ahogamiento infantil son más altos en poblaciones de minorías étnicas, particularmente afroamericanos e hispanos. Estadísticas de USA Swimming Foundation, colaborador histórico de la campaña “Piscina Segura”, revelan que el 64 por ciento de los niños afroamericanos carecen o tienen insuficiente habilidad natatoria. Además, al 65 por ciento de esos niños les gustaría nadar más de lo que nadan actualmente.

Asimismo, un documental reciente titulado "A Film Called Blacks Can't Swim" pone en duda los estereotipos relacionados con las comunidades de la raza negra y la natación. El cineasta Ed Accura exploró su propia experiencia en natación para poner en evidencia las razones culturales, sociales y financieras por las cuales tantos adultos de la raza negra nunca aprenden a nadar.

“Estuve ocultándome detrás del estereotipo y mito de que ‘Los negros no pueden nadar’ durante buena parte de mi vida, porque era más fácil hacerlo que aprender a nadar”, expresó Accura. “El momento decisivo para mí llegó cuando me di cuenta de que no podría ayudar a mi hija si alguna vez confrontara problemas estando dentro o cerca del agua. Un pensamiento que me horrorizó, y como sabía que no era el único, decidí aprender a nadar y dar a conocer mi experiencia al mundo”.

Accura puntualiza que la clave para los padres es familiarizar temprano a los niños con la natación, para que se acostumbren a estar en el agua, y se diviertan aprendiendo.

Para lograrlo, la campaña “Piscina Segura” de la CPSC recomienda estas medidas vitales de seguridad para que los padres y cuidadores las tomen todo el año:

1. Enseñe a los niños a nadar.

Todos pueden aprender a nadar, incluso los adultos que nunca lo hicieron en su niñez. La natación no es solo una actividad divertida, sino que también es una habilidad que salva vidas. Inscriba a los niños en clases de natación lo antes posible, para que puedan aprender elementos básicos como flotar, patalear en el agua y llegar al borde de la piscina.

Busque en línea o en centros comunitarios información sobre opciones gratuitas o de bajo costo disponibles en su lugar de residencia, como el centro local de la YMCA o del Departamento de Parques y Recreación.

2. Nunca deje a un niño sin supervisión en o cerca del agua, ni siquiera por un minuto.

Vigile siempre a los niños cuando estén cerca del agua, como en piscinas, spas, lagos, estanques, fuentes, baldes y bañeras.

  • Designe un “Vigilante del agua” oficial, un adulto que se encargue de supervisas a los niños.
    Cuando grupos o familias juegan cerca del agua, los adultos pueden asumir que “alguien más” está supervisando a los niños. El “Vigilante del agua” oficial no debe hacer otra actividad que no sea estar al tanto de los niños, y no puede leer, mirar su teléfono u otra cosa que pueda desviar su atención.
  • Tener un teléfono cerca para pedir ayuda cuando sea necesario.
  • Si falta un niño, búsquelo primero en el agua.
  • No asuma que los salvavidas pueden verlo todo.
    Aún cuando haya un salvavidas presente, los padres y cuidadores deben asumir la responsabilidad de ser un “Vigilante del agua” designado. Cuando un salvavidas se ausenta, es posible que los demás salvavidas no puedan ver toda la piscina, y si están sentados en sillas bajas, pueden tener una visión limitada.

3. Tenga en cuenta el peligro de los desagües.

Enséñeles a los niños a no jugar ni nadar cerca de los desagües o aberturas de succión, especialmente en spas y piscinas poco profundas. La potente succión del desagüe de una piscina o spa puede atrapar incluso a un adulto.

  • Nunca entre a una piscina con un que no tenga tapa, o que la tenga floja o rota. Los cabellos, extremidades, accesorios o trajes de baño pueden quedar atrapados en un desagüe o abertura de succión.
  • Localice el interruptor de emergencia de la succión antes de entrar a un spa.
  • Asegúrese de que las piscinas y spas tengan tapas de desagües que cumplan con las normas federales de seguridad. Virginia Graeme Baker, de quien recibe el nombre la Ley de Seguridad de Piscinas y Spas, murió ahogada al quedar atrapada por la succión de un desagüe con una tapa defectuosa. Todas las piscinas y spas de uso público deben tener desagües con rejillas o tapas que cumplan con las normas de seguridad.

4. Instale o verifique la existencia de barreras, tapas y alarmas adecuadas en y alrededor de piscinas o spas.

Si tiene una piscina o visita alguna, instale o verifique la existencia de:

  • Cercas de al menos cuatro pies (1.20 m) de alto, alrededor de la piscina o spa, en las cuales no puedan trepar los niños. El acceso al agua solo debe ser a través de una puerta de autocierre y con pestillo automático.
  • Alarma de puerta abierta de la casa a la piscina
  • Cubiertas de piscina y spa en buen estado.

5. Aprenda cómo administrar resucitación cardiopulmonar a niños y adultos.

Como a menudo, las personas presentes en el lugar son las primeras en ayudar a una víctima de ahogamiento, aprender resucitación cardiopulmonar (CPR, en inglés), puede salvar una vida. Asegúrese de que el curso incluya resucitación de niños, que usa técnicas diferentes a la de adultos. Hay cursos disponibles en numerosos hospitales, centros comunitarios, y la Cruz Roja Americana.

Mientras la temperatura siga siendo cálida, y tantos estadounidenses sigan nadando en casa durante esta temporada, visite el portal www.PoolSafely.gov para conocer más consejos de seguridad antes de estar en o cerca del agua con niños. ¡Y no olvide hacer la Promesa de Piscina Segura!

You must be logged in to react.
Click any reaction to login.
0
0
0
0
0

(0) comments

Welcome to the discussion.

Transparency. Your full name is required.
Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article. And receive photos, videos of what you see.
Don’t be a troll. Don’t be a troll. Don’t post inflammatory or off-topic messages, or personal attacks.

Thank you for reading!

Please log in, or sign up for a new account and purchase a subscription to read or post comments.

To subscribe, click here. Already a subscriber? Click here.